“Fidel, Fidel, ¿qué tiene Fidel, que los americanos no pueden con él?”

Según el Diccionario de la RAE, una de las acepciones de la palabra Mito es: “Persona rodeada de extraordinaria admiración y estima”.

Debido a su larga gestión y a las características controvertidas de sus políticas, Fidel Castro siempre generó un polémico e intenso debate entre opositores y partidarios sobre su Gobierno: desde calificarlo como una dictadura, hasta considerarlo la expresión de la voluntad del pueblo cubano.

Hoy, 26 de noviembre de 2016 ha muerto uno de los mitos del siglo XX.

“Fidel, Fidel, ¿qué tiene Fidel, que los americanos no pueden con él?”

No llevaba inaugurada la ULC tres años, cuando en 1959 entró en La Habana tras la huida del derrocado Fulgencio Batista, el sargento que se hizo con el poder absoluto en el país caribeño por un lío de botas militares. Para esa fecha ya había tenido tiempo de engendrar cuatro hijos: Fidel Ángel, Alina, Francisca y Jorge Ángel, a pesar de sus años de cárcel -por el fracasado intento del asalto al cuartel de Moncada- y su posterior exilio en México y guerra en la Sierra Maestra.

Después fueron llegando otros cinco vástagos como Alexis, Alexander, Antonio, Alejandro y Ángel, éste último nacido en 1974.

Yo estaba en el colegio San Alberto cuando en uno de los pocos ratos en que podíamos ver la incipiente TV, nos enteramos del intento de invasión a Cuba, llevado a cabo por un grupo de exiliados cubanos, descontentos con la expropiación de terrenos agropecuarios y negocios que la revolución marxista-leninista de Fidel y Che Guevara había llevado a cabo, tras la promulgación de la Ley de Reforma Agraria. Los yanquis apoyaban la operación que culminó con el fallido desembarco de la Bahía de Cochinos. Según parece, el presidente Kennedy se volvió atrás de su promesa inicial de colaboración y dejó a los expedicionarios rebeldes a merced de los castristas. El mito de Fidel se agrandaba tras resolver la invasión en menos de 72 horas.

Al año siguiente, la carrera armamentista entre los dos grandes bloques puso al gobierno cubano en una situación límite. Fidel Castro y Nikita Kruchov se pusieron de acuerdo para instalar misiles nucleares en la isla, apuntando directamente a los EEUU. Pero los U-2, los famosos aviones espías yanquis, detectaron la operación y… ¡qué días más tensos vivió el mundo! Nosotros estábamos estrenando el primer curso de Peritos cuando se produjo el bloqueo aéreo-naval a Cuba, con órdagos constantes de los máximos mandatarios del mundo: Kennedy y Kruchov. Y el mítico Fidel en el medio. Sin embargo, lo que les quedaba de cordura a los dos primeros sirvió para llegar a un acuerdo que evitó, sin duda, una guerra nuclear. Y parece que en esta ocasión a Fidel no le dejaron intervenir, pero logró el compromiso de que los EEUU no volverían a patrocinar su derrocamiento, por lo menos e forma directa.

Estando en el colegio San Álvaro, el colegio de los mayores con habitaciones individuales, recuerdo una tarde de noviembre de 1963 en la que me sobresaltó el compañero Miguel Grau Bedia que iba voceando por los pasillos: ¡Han matado a Kennedy! Aún no se sabe a ciencia cierta quién fue el conspirador principal, pero parte de los historiadores apuntan a un castigo por su intervención –mejor dicho no-intervención total- en el desastre de la Bahía de los Cochinos.  

“Fidel, Fidel, ¿qué tiene Fidel, que los americanos no pueden con él?”

Resuelto el problema con su vecino avasallador, Fidel Castro se dedicó a consolidar su liderazgo en la Cuba comunista. A ello contribuyó la desaparición de Camilo Cienfuegos (+1959) y la ausencia del Che, que se dedicó a llevar su compromiso revolucionario, primero a África –Argelia, Angola, Congo, Yemen, Etiopía,…- y luego a Hispanoamérica, donde fallecería como guerrillero en 1967.  

Con la desaparición de la URSS en 1992, sus antagonistas afincados principalmente en Miami, facilitaron la salida de los opositores internos en la conocida como Crisis de los Balseros. Pero también salió indemne de este problema y, sin abandonar su puesto de Presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, como Jefe de Estado y además de Gobierno, siguió rigiendo los destinos de su República hasta su renuncia en 2008, en que pasó el mando de la Revolución a su hermano Raúl.

Tras nueve décadas de existencia y casi seis de ostentar el poder absoluto en Cuba, Fidel Castro Ruz, hijo de un gallego superviviente de la Guerra de Cuba, falleció en La Habana. Sin embargo, el mito Fidel Castro perdura, no sólo entre los cubanos y resto de americanos, sino en el mundo entero.

Quizás, si los espíritus de Fidel y el Che han vuelto a encontrarse en las estrellas, ambos estén entonando la estrofa…

Nuestro (Tu) amor revolucionario

Nos (te) conduce a nueva empresa

donde esperan la firmeza

de nuestro (tu) brazo libertario.

Puedes escuchar la canción completa en ---> OIR

Sobre Iñaki Fernández Arriaga

Socio fundador de A.LA.CÓ., la primera asociación de Laborales de Córdoba.

Socio fundador de Aulacor, la asociación nacida del acuerdo entre responsables de A.LA.CÓ. y Ulacor.

Administrador de la web oficial de Aulacor hasta que fue injustamente expulsado y sin derecho a defensa.

Administrdor de esta web de PARANINFO.

Miembro del Consejo de Redacción de la revista PARANINFO.

Coordinador del libro 'RECUERDOS DE LA UNI'

1 comentario

  1. Foto de Máximo Martínez Román
    Máximo Martínez Román

    “Desde que el mundo es mundo”, expresión usada por mi progenitor para decir que así ha sido siempre; los imperios han tratado de avasallar a las naciones que “conquistan”, con mayor o menor intensidad en función de la resistencia, como objetivo prioritario para poder mantenerse, con todo lo negativo que para ellas y para los ciudadanos dicha presión significa. Las consecuencias positivas, que también existen, son efectos colaterales.

    Cuando con las ideas no se puede “convencer”, -religión, normas que se venden como de interés común, resignación, propaganda, …, se utiliza la fuerza. Si no se vence con las primeras se pasa al plan dos.

    El imperio americano que había contribuido a la “independencia” de la colonia cubana del otrora imperio español, con las peores artes, toma el relevo y mangonea a su antojo para controlarla, cercenando libertades, apoyando disidencias, amparando corruptelas, o colocando dictadores.

    Avanza el siglo XX con más sombras que luces, inestabilidad política en una imperfecta democracia que no acaba de despegar por el “patrocinio “de grupos gansteriles que controlan el negocio de la droga, la prostitución y los juegos prohibidos: El lupanar del imperio a 150 km de la península de Florida.

    La segunda mitad del siglo ve como través de las armas se imponen ideas regeneracionistas que luchan por cambiar la situación. Hay necesidad de combatir por todos los medios a los barbudos de Sierra Maestra: SON PELIGROSOS POR SUS IDEAS. Lo que durante tantos años antes había sido permisible, allí, y en Haití, Santo Domingo, -y sigue siéndolo hoy día-, por aquello de “a rio revuelta ganancia de pescadores” ahora no se podía tolerar. Desde entonces a nuestros días, el periodo de gobierno de Obama ha sido un espejismo-, el imperio seguirá inmiscuyéndose.

    ¿Por qué?, -contesto a la pregunta del titular de Iñaki,- Porque, -vaya por delante que la idolatría, el culto a la personalidad, la pleitesía a los liderazgos, la visceralidad transversal….no es el mejor equipaje para seguir o juzgar a un personaje político ni a la ideología que propugna, defiende o pone en marcha-, partiendo de este axioma, creo que el difunto Fidel personificaba unos valores éticos, que apoyados en su inicio por una buena estrategia militar y posteriormente una dialéctica y una-estrategia política mantenida en el tiempo exitosa, que supo cómo no doblegarse a las presiones propagandísticas y de fuerza recibiendo y dando apoyos externos en el plano internacional “exportando” al exterior ideas y ayuda (Angola, Bolivia, El Salvador, Nicaragua, …) apoyando la soberanía de pequeñas naciones, con unos logros, teniendo en cuenta e interpretando bien la idiosincrasia del pueblo cubano en sanidad cultura, medio ambiente… que nunca antes se habían conocido en su país.

    En plena era de la mayor tecnología conocida nunca para dominar por la fuerza, a excepción del terrorismo, las victorias ya no son o son efímeras, (Vietnam, Afganistán, Irak, …) SI LA IDEOLOGÍA ENGANCHA, SE VENCE CONVENCIENDO.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.