LA TÉCNICA DEL CLAROSCURO (Amadeo Otero)

Se denomina Claroscuro, a la técnica que emplea los efectos de luz y sombra en una pintura o dibujo. Ello nos permite visualizar características como volumen, profundidad, masa y textura de los objetos o cosas.
 
Se considera como el primero en utilizar esta técnica, en una obra artística, al gran Leonardo Da Vinci.
 
También se conoce dicha técnica, con el nombre de sombreado. Les da a las figuras apariencia de realismo, cuando se aplica uniformemente. Contribuye a conseguir efectos más dramáticos en una obra de arte,y aumenta nuestra capacidad de observación.
Existen dos formas de representar el claroscuro:
  • El monocromático, un solo color.
  • El policromático, varios colores
Claro oscuro Monocromático: la representación se hace a través de valores de un color puro hasta el blanco, deja entrever claramente cómo influye la luz en el conjunto permitiendo  la aplicación de tonalidades fuertes y suaves, que refuercen armónicamente la composición artística.
Claro oscuro Policromático: Es aquel en cuyas representaciones se mantiene la coloración natural de los objetos.
 
Como podéis  ver en las fotos que adjunto, yo utilicé el monocromático. A continuación se le van añadiendo los colores, a base de veladuras, hasta obtener el resultado que uno considera óptimo.
 
El término italiano chiaroscuro, aunque significa aparentemente lo mismo, es empleado más específicamente para una técnica de grabado en xilografía, que por medio de planchas complementarias da colores a las imágenes, como si fuesen pintadas a la acuarela. El primer uso conocido del término, con este significado, se atribuye al grabador italiano del siglo XVI Ugo da Carpi, quien habría tomado la idea de composiciones de origen alemán o flamenco. En pintura, uno de los artistas que más la empleó, fue Rembrandt.
 
Tenebrismo: El estilo llamado tenebrismo, no es más que una aplicación radical del claroscuro, por la cual, únicamente las figuras temáticamente centrales, destacan iluminadas de un fondo generalizadamente oscuro. Se ignora si por influencia de Caravaggio o por un desarrollo paralelo, el estilo cobraría mucha relevancia en la pintura española de finales del siglo XVI y comienzos del XVII a partir de la obra del catalán Francisco Ribalta. Ribalta emplearía el color y la luz para dar volumen a las figuras y destacar los actores en sus frescos religiosos, algunos de gran belleza.
 
Zonas del claroscuro: Se producen cuando la luz natural o artificial incide sobre el cuerpo. Entre ellas:
  • Zona de iluminación clara. Esta zona identifica la parte que recibe los rayos de luz en forma directa al objeto iluminado.
  • Zona de penumbra. También llamada medio tono opaco. Esta zona identifica la zona intermedia entre la zona clara y la zona oscura, va desde la clara y hasta la oscura pasando por variedad de grises.
  • Zona oscura. También llamada sombra propia, es la zona que no recibe ningún rayo de luz, y se mantiene oscura.
  • Zona proyectada. Esta zona identifica la sombra que un objeto proyecta sobre otros objetos o sobre la superficie donde se encuentra.
  • Zona de reflejo. Esta zona es la parte que recibe la luz que reflejan otros cuerpos que la acompañan, se caracteriza por medios tonos luminosos. Esta técnica realza el volumen de los objetos, retratos, expresiones faciales, da más vida al dibujo. 

Retos en bodegones -> VER

Los retos de Amadeo -> VER

Nueva etapa en la pintura de Amadeo -> VER

1 comentario

  1. Foto de Amadeo Otero Fernández
    Amadeo Otero Fernández
    Mi último reto: claroscuro

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.