• Pakicetus

  • Ambulocetus

  • Rhodocetus

  • Dorudon

Evolución de los cetáceos

En la página 14 del último número –el 16, septiembre 2018- se puede leer el artículo de Nicolás Pantoja titulado: ¿Es el Darwinismo una teoría científica indiscutible? Y a la derecha, en la pág. 15, una especie de contrarréplica bajo el título “Evolución en mi colección de fósiles”, firmada por el que escribe él presente artículo.  
Nicolás afirmaba en el artículo citado: “Jamás se ha visto o demostrado los pasos desde la célula originaria hasta el tiburón, la liebre, el ruiseñor y el hombre”.
Pues bien, desde luego es imposible ver lo que ha sucedido en tiempos pasados, sobre todo si hablamos de decenas o centenares de millones de años, pero demostrar que ha habido –y sigue habiendo- un proceso EVOLUTIVO es fácil de comprobar si buscamos la evidencia con ahínco y mente abierta, los eslabones de esa cadena evolutiva.
Pongamos por ejemplo a los antepasados de la actual Balaena, más conocida como Ballena.
En 1981, en Pakistán, se encontraron fósiles en un estrato del Eoceno correspondiente a 52 millones de años. Los científicos bautizaron al animal como Pakicetus. Lo curioso es que a pesar de que el cráneo y algunos dientes eran similares a los de los cetáceos actuales, los depósitos en los que se hallaron eran de agua dulce y también había restos de otros animales terrestres. Además, el resto de huesos del Pakicetus que se fueron localizando perfilaban un animal más adaptado a caminar en tierra, e incluso para correr.
También en Pakistán, pero en 1993, se localizaron fósiles de otro animal semejante a los cetáceos actuales. Fue nombrado como Ambulocetusnatans. En esta ocasión, el piso geológico era de principios del Eoceno Medio, hace unos 49 millones de años. Medía 3 metros de largo y las patas traseras estaban más adaptadas para nadar que para correr, es decir como los anfibios. Sus dientes y otras características como la adaptación de la nariz para tragar bajo el agua, hacen que los científicos la cataloguen  dentro de los primeros cetáceos.
En Beluchistán, en 2001, se hallaron restos fosilizados de otro animal, con rasgos más parecidos a los cetáceos actuales que los del Pakicetus y Ambulocetus. A la nueva especie la llamaron Rhodocentus kasrani. Su antigüedad es de 46 millones de años. A diferencia de sus predecesores, había desarrollado una poderosa cola natatoria y los agujeros de la nariz habían comezado a desplazarse hacia arriba, mientras que las patas traseras se iban reduciendo.
De hace 40 millones de años son los restos del Dorudon, localizados en Egipto, y cuyas características se asemejan aún más a los cetáceos actuales, ya que puede considerarse que su hábitat era totalmente marino.  
En resumen, en los últimos años han sido hallados restos de animales que sugieren una evolución en su cuerpo para adaptarse a nuevos modos de vida. Y todo ello en un periodo de tiempo de 12 millones de años. Es cierto que hay saltos que aún no permiten completar todo el proceso evolutivo, pero seguro que aparecerán nuevos restos que irán llenando las páginas que faltan del gran Libro de la Vida.      

Sobre Iñaki Fernández Arriaga

Socio fundador de A.LA.CÓ., la primera asociación de Laborales de Córdoba.

Socio fundador de Aulacor, la asociación nacida del acuerdo entre responsables de A.LA.CÓ. y Ulacor.

Administrador de la web oficial de Aulacor hasta que fue injustamente expulsado y sin derecho a defensa.

Administrdor de esta web de PARANINFO.

Miembro del Consejo de Redacción de la revista PARANINFO.

Coordinador del libro "RECUERDOS DE LA UNI"

1 comentario

  1. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga
    Como continuación, y aclaración a alguno de los conceotos detallados en los artículos de las páginas 14 y 15 del número 16 de la revista PARANINFO, presentamos este artículo.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.