Mi relación con fray Cándido

Abril de 1965

Abril de 1965

Mi primer contacto personal con fray Cándido fue en 1965, poco antes de finalizar los estudios en La Laboral. Cansados de las alubias a la vinagreta como plato principal de la cena durante un mes, las protestas de todos los alumnos en el comedor no fueron capaces de atajarla en el momento, ni los educadores presentes, ni los directores de colegio a continuación. Finalmente apareció la majestuosa y temida figura del Rector. Mesa por mesa, en el comedor de los mayores, fue preguntando el motivo de la protesta y a continuación iba señalando a un alumno por mesa, eligiéndoles para que fuesen a su despacho. Y allí fuimos -el que esto forma fue uno de los asustados- hacia el Paraninfo. Un despacho enorme, o eso nos pareció, y al final, detrás de una mesa estaba fray Cándido. Me sentí más pequeño aún. Para no cansaros eludo describir el discurso que nos soltó, salvo una frase que la he tenido en cuenta en el más de medio siglo transcurrido. “Hijos míos, hay que saber pedir, pero nunca exigir con malas maneras”. Así nos despidió. Pero no volvimos a ver las alubias con vinagreta con los trocitos de pimiento rojo.  
Era el año en que los de la 2ª promoción de Peritos Industriales terminábamos los estudios. Un mes más tarde, una noche de mayo nos invitó a cenar a todos los alumnos del curso. Creo que fue en “El Caballo Blanco”.

8/6/2008 - Carta de presentación ante fray Cándido

8/6/2008 - Carta de presentación ante fray Cándido

 Buenas tardes P. Cándido; soy Iñaki Fernández Arriaga, alumno de la UNI desde 1960 a 1965 en la que finalicé la carrera de Perito Industrial. Su dirección me la ha indicado el P. Santiago Pérez Gago con el que he hablado últimamente, vía telefónica, en un par de ocasiones.
Mi vida laboral la desarrollé (omitido por ser de interés para este tema) , me busqué otros entretenimientos, entre ellos el estudio de la Evolución de la Vida a través de los Fósiles. Cuando adquirí un poco de seguridad preparé exposiciones, impartí charlas en colegios y el año pasado me atreví a escribir, maquetar y editar un libro de título "Fósiles en Bizkaia".
(Ahora me doy cuenta que he realizado una presentación demasiado extensa, pero ya que está hecha la voy a dejar). En este momento, y como consecuencia de la conmemoración del 50 aniversario de la UNI, estoy preparando un libro que, quizás, se titule "Recuerdos de la UNI" (adjunto un archivo) El motivo de dirigirle este mensaje es el de solicitar unos párrafos para el prólogo del mismo. La idea se me ha ocurrido tras ver el video del acto citado del pasado noviembre, y sobre todo tras sus palabras; se me puso la "piel de gallina" de la emoción, y eso que no fue en directo. El libro se basará en fotografías y texto (más fotografías que texto) enviados por ex-alumnos y educadores a la web www.laboraldecordoba,es que gestiona J. Antonio Olmo. Los capítulos previstos, de momento, son: Origen de la UNI, inauguración, llegada de los alumnos, un día cualquiera (desde la música para despertar hasta la última oración antes de acostarnos, pasando por comedores, aulas, talleres, etc.), actividades deportivas, ULACOR el cine-forum, DINTEL la literatura, GULMONT montaña y Naturaleza, excursiones, "pasos de ecuador", fiestas patronales, celebración del 50 aniversario y reuniones de ex-alumnos en diversos puntos de la geografía nacional. Pretendemos tenerlo preparado para la próxima reunión, el día 1 de noviembre, otra vez en Córdoba.
Antes de despedirme, y tras la exposición del contenido del futuro libro, permítame que le vuelva solicitar su amable colaboración: unas pocas líneas (para dejar sitio a otros) pero que condensen lo que significó para nosotros (hablo por mí y por todos los que conozco) aquellos años en la UNI.
Le pido disculpas si le he quitado un poco de su tiempo y aprovecho la ocasión para enviarle un cariñoso saludo.
Iñaki.

11/7/2008 - Respuesta de fray Cándido

11/7/2008 - Respuesta de fray Cándido

 Tengo pendiente agradecer tu correo del pasado mes.
Mis ojos andan un poco malitos: cataratas con algunas derivaciones molestas. Me han operado y ya comienzo a hacer pequeñas cosas.
Siempre es una alegría encontrar en el camino de la vida a quien o a quienes fueron objetivo predilecto de unos años de promoción de la juventud. Gracias por tu recuerdo.
Este fin de semana, o la semana entrante, enviaré un parrafito a la dirección que me pones, indicando que tú me sugeriste que colaborara.
Un abrazo muy fuerte. fray Cándido Aniz Iriarte.

12/7/2008 - Segunda carta a fray Cándido

12/7/2008 - Segunda carta a fray Cándido

Estimado Fray Cándido; estaba seguro de que alguna fuerza mayor, esas que no podemos controlar, como es el caso de una dolencia física, le había impedido atender mi solicitud (realizada en nombre de muchos ex-compañeros). Afortunadamente, hoy en día la ciencia es capaz de hacer ciertos "milagros", como eliminar las "cataratas" de los ojos. Mi madre, con 87 años, se operó el año pasado y ahora lee sin gafas, lo que no puedo hacer yo con 25 años menos. Espero que se restablezca totalmente.
Aprovecho la ocasión para, abusando un poco más de su tiempo, solicitarle que verifique, complete en lo que pueda y corrija lo que estime oportuno, en el boceto de la página que le adjunto; es la que sirve de introducción al capítulo dedicado a los "Educadores".
Y como me siento un poco inspirado (a pesar de los dolores de cervicales que me producen las horas de PC) me atrevo a escribirle dos párrafos más. En el primero le voy a relatar un hecho acontecido hace unos 45 años y en el cual fuimos protagonistas, Ud. como máximo responsable de la vida cotidiana en la Uni y el que lo suscribe como uno de sus muchos alumnos. Hoy es una simple anécdota, pero a lo largo de mi vida, la tuve en cuenta en varias ocasiones.
Durante 30 días (día arriba, día menos) la cena consistió en patatas a la vinagreta, acompañadas con trozos de pimientos morrones. No estaban mal, pero fueron muchos días seguidos. El último decidimos, de forma colectiva, no comerlas y dejarlas en el plato. El dominico que paseaba entre las mesas del comedor aquella noche, se enfadó y nos animó a salir. No le hicimos caso y proseguimos sentados. Avisó al director (creo que era el P. Carlos Alonso, ya fallecido) y tampoco logró romper la rebeldía. Y al cabo de un rato apareció, con su alta figura inconfundible, el Rector. No me quiero extender más, pero tampoco finalizar sin indicarle las dos lecciones que aprendí aquél día. Primero nos diezmó dirigiéndose a nosotros, mesa por mesa, y señalando a uno (seguramente tampoco sería por azar) como representante para ir luego a su despacho. Y cuando llegamos a éste (yo fui uno de los elegidos), las pocas fuerzas que nos quedaban se nos evaporaron; ¡qué dimensiones!, nos sentimos más pequeños todavía. Y su alegato final: "Hijos míos, cuando se cree tener razón, se pide, pero no se protesta! Le aseguro que lo he tenido en cuenta en muchas ocasiones, e incluso se lo he transmitido a mi hijo. La verdad es que conseguimos el fin, no volvimos a ver, en aquél final de curso, las patatas a la vinagreta.
Al margen de lo anterior, como me prejubilaron pronto (en Telefónica) me busqué alguna ocupación especial y, por una serie de casualidades, me adentré en el mundo de la paleontología, buscando la evolución de la Vida hasta llegar al Homo sapiens. Mi atrevimiento ha llegado, no sólo a preparar varias exposiciones públicas de fósiles, y dar charlas sobre el tema, sino incluso a editar un libro, de título "Fósiles en Bizkaia" que me gustaría enviárselo, si tiene a bien indicarme la dirección. 
Como colofón, la actividad anterior creo que me ha apartado más aún de las ideas que la Iglesia oficial católica me inculcó, pero a cambio creo que he entendido un poco más el destino del hombre (una especie más, que se extinguirá como ha sucedido con otros millones de ellas) y el significado de ese Ser Superior que ha organizado el Universo. Por si acaso estoy equivocado, rece un poco por mí, Fray Cándido.

14/7/2008 – Respuesta de fray Cándido

14/7/2008 – Respuesta de fray Cándido

Cordial saludo, Iñaki.

Me parece   que cuando iba a hablarte del libro 'Fósiles en Bizcaia', se me fue el santo al cielo y se estropeó el correo que te iba preparando. ¡Ay mis ojillos! . Volveré, pues, a decirte lo que estaba escrbiendo para ti.

1. Gracias por las curiosidades que recuerdas. Mirando las cosas a distancia resulta, hasta resultan graciosas. ¡Cómo me iba a acordar de ese gesto!

2. Respecto del texto que acompaña a las fotos de los cinco Rectores dominicos, te sugiero que cambies un poquito, conservando las frases cortas. Por ejemplo: 

       El P. Fraile fue el primer Rector (1955-1958). Colaboró durante tres añós con el ministro Girón en el proyecto de Universidades Laborales. Después se hizo monje, en la Trapa. 

       Fray Cándido le sucedió en años difíciles para el despegue y amplio desarrollo del plan de Universidades Laborales (1958-1967), cuando la matrícula de alumnos de la Laboral de Córdoba ya se aproximaba a los 2.000.

              El P. Jacinto Hoyos fue Rector desde 1968 a 1970.

              El P. Todolí fue Rector entre 1970 y 1972. Tuvo   que afrontar reformas docentes y la espinosa huelga del 72  [NO ME SUENA ESA HUELGA].

              El P. Santiago Pirallo, que había sido educador durante 20 años, rigió la Universidad desde 1973 al 1980, y en esta fecha concluyó la responsabilidad de los Dominicos. 

3. En cuanto a tu libro FÓSILES DE BIZCAIA, me interesa que se incorpore a nuestra biblioteca, así que me lo envías.  

Me acordaré de ti en mi oración, para que pases esa crisis que tantas veces nos entra cuando nos entusiasma la Ciencia. Yo me incorporo al grupo de estudiosos que hablan de la naturaleza y cosmos como obra  realizada con un DISEÑO INTELIGENTE, aunque nos sorprendan a veces los contrastes. Un abrazo. fray Cándido o.p.

CONTINUARÁ

 
 

Sobre Iñaki Fernández Arriaga

Socio fundador de A.LA.CÓ., la primera asociación de Laborales de Córdoba.

Socio fundador de Aulacor, la asociación nacida del acuerdo entre responsables de A.LA.CÓ. y Ulacor.

Administrador de la web oficial de Aulacor hasta que fue injustamente expulsado y sin derecho a defensa.

Administrdor de esta web de PARANINFO.

Miembro del Consejo de Redacción de la revista PARANINFO.

Coordinador del libro 'RECUERDOS DE LA UNI'

2 comentarios

  1. Foto de Esteban Sierra Gómez
    Esteban Sierra Gómez
    El funeral tendrá lugar en la iglesia de San Pablo de Valladolid a las 7;30 h. de la tarde del 22 de mayo.
  2. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga
    Ante el fallecimiento del P. Aniz, fray Cándido, no he podido resisitir la tentación de publicar los mensajes que intercambiamos mientras preparaba el libro "Recuerdos de la Uni". Recordaba lo suficiente para llenar muchos huecos en la memoria de los hechos acaecidoa en la Uni entre 1958 y 1967.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.