Recuerdos de niñez... (1955- con don Saturnino en Carlos VII)

La fotografía de don Saturnino ha sido facilitada por Mari Nieves López González a través de la web "Sestao(t)arras", administrada por Matías Vaquero. Otras fotografías han sido obtenidas -y luego tratadas con Photoshop- de la web "Sestao en el recuerdo" que administra Luis Casas. También recomiendo leer lo que chales Riveras escribe sobre la escuela de Rebonza en "Aquella escuela, este pueblo, Sestao"
Si no me equivoco, en nuestro pueblo hay dos monumentos dedicados a maestros. El más antiguo, erigido en 1929[1] en el jardín colindante con la casa Consistorial, fue para don Nicolás Esparza Pérez. El moderno, en 1992 para don  Saturnino de la Peña, con una escultura[2] ubicada no lejos de la anterior, en la campa de la iglesia de Santa María. El homenaje de sus múltiples exalumnos a este último insigne maestro, se había celebrado veinte años antes, un 27 de febrero de 1972.
Don Saturnino de la Peña García, nació en Bijuesca (Zaragoza), el 11 de febrero de 1902. Ejerció la docencia durante 38 años en Sestao, primero en Carlos VII, donde llegó a ser Director y después en General Mola –ahora Rebonza-, donde se jubiló en 1972. Falleció en Santurtzi , en San Juan de Dios, el 6 de agosto de 1991.
Uno de sus alumnos –que no desea ver publicado su nombre- en el curso1955-1956 hace la siguiente descripción:
Don Saturnino era autoritario y severo cuando ejercía de maestro; sin embargo, su comportamiento fuera del aula era la de una persona preocupada por el porvenir de los alumnos que fueron pasando por su clase durante decenas de años.
Mi sensación es que, sin que estuviese fijado en ningún esquema, tenía divididos a los alumnos –todos chicos- en tres grupos: mayores (de 15 a 16 años), medianos y pequeños (9 y 10), aunque no solo valoraba la edad, sino la capacidad y conocimientos adquiridos. En los cursos anteriores, con don Julián y don Andrés, utilizábamos el libro –la Enciclopedia Álvarez- del curso correspondiente y se tocaban todas las especialidades requeridas. Pero don Saturnino seguía su propio sistema dando preferencia, de un modo notable, a la Aritmética “razonada”, sin dejar de lado la Geografía o la Historia, pero explicadas a su modo, sin seguir al pie de la letra lo que había escrito Álvarez en su enciclopedia.  
Tenía confeccionado un cuaderno con un centenar de ejercicios o problemas, numerados del 1 al 100. Había de todo, incluido regla de tres simple y compuesta, tanto por ciento, porcentajes, quebrados,… A lo largo del curso, a medida que cada alumno iba resolviendo con acierto los problemas de la relación, se los iba tachando de su debe particular y pasaba a solucionar otros. A veces, y según su criterio, sacaba de uno de los bolsillos de su bata azul unas tiras de papel; en cada una estaba el enunciado de un ejercicio para que el escolar pasase a resolverlo. Corregía continuamente de forma individual y cuando lo hacía para el conjunto de la clase, usaba el encerado adosado a la pared colindante con la clase de don Julián. Encima estaba la clase de doña Martina, la directora de la escuela femenina”.
En el párrafo anterior hemos citado el bolsillo donde guardaba las tiras con los problemas. Pero la curiosidad estaba en el bolsillo superior, del cual extraía, de vez en cuando, granos de café que mordisqueaba con muestras de placer.
La rutina diaria no había variado respecto a los años anteriores. Antes del comienzo de las clases se izaba la bandera española en el asta del balcón principal mientras los niños y las niñas –los primeros abajo y las segundas en el piso superior- puestos en formación, entonábamos alguna recia y marcial canción. Por cierto, las encargadas de izar el estandarte eran dos niñas de la clase de doña Martina, es decir, de las mayores de la escuela. 
Don Saturnino, vivió sus primeros años en Albiz, en la calle Ramón y Cajal y posteriormente fijó su residencia en una de las pocas casas de la calle Lorenzo Llona (ver fotografía en la cabecera), muy próxima a su centro de trabajo en la escuela de Carlos VII. También abrió una academia a la cual asistí un verano para fortalecer el Latín, una de las asignaturas de Bachiller cuando ya había pasado al Patronato. La clase la impartía otra persona que, aunque creo que no era maestro, había estudiado para sacerdote.
En el momento de la jubilación, don Saturnino recibió un merecido homenaje al que asistieron un centenar de exalumnos. La fotografía para la posteridad, así como el listado de los asistentes se encuentra en la siguiente PÁGINA.
Un nieto de don Sarturnino es Gorka Pérez de la Peña, historiador y escritor de Arquitectura, y autor de numerosos libros, entre ellos "Guía de Arquitectura Urbana de Sestao
Como complemento a lo expuesto en este artículo y a los anteriores relativos a la enseñanza de párvulos y primaria (Colegio Español, doña Teófila, don Andrés y don Julián), vayan unos apuntes sobre la legislación en la materia en esa época. Y no perdamos de vista la situación social de esos años: posguerra (1939-1955), desarrollo (1955-1970) y tardofranquismo (1970-1975).

En los años que nos ocupan estos relatos -1946-1960- aún estaba vigente la Ley Moyano, aprobada en 1857 (la más longeva de las leyes de Educación ya que se mantuvo hasta 1970) y renovada parcialmente en 1945 para el apartado de la Enseñanzas Primaria. En las fotografías de la cabecera se muestra la portada de la publicación oficial en La Gaceta de Madrid[3]. Básicamente se dividía a los alumnos en tres apartados:

  • Enseñanza primaria, obligatoria y gratuita desde los 6 hasta los 9 años, pero podía prolongarse hasta los 12.  En la práctica, y dependiendo de la iniciativa de los municipios, se prolongaba hasta los 14 años en los que los alumnos que no habían pasado a la enseñanza secundaria, pasaban a las escuelas de Aprendizaje o de Artes y Oficios. En Sestao estaban las escuelas de Conde Balmaseda, Carlos VII, Primo de Rivera (Vista Alegre), Mola (Rebonza) y, Urbínaga (Ver los centros escolares).
  • La segunda enseñanza (enseñanza media, en la que se prevé la apertura de institutos de bachillerato y escuelas normales de magisterio en cada capital de provincia, además de permitir la enseñanza privada en los colegios religiosos, que recibirán especial consideración). Patronato y Anunciación. En general solo accedía el 10% de la población escolar.
  • La enseñanza superior con las universidades (cuya gestión se reservaba al Estado).  
  • Hasta los 6 años las niñas y niños podían asistir a colegios privados. En Sestao estaba –que yo conozca porque acudí al mismo- el Colegio Español.

Estaban suprimidas de la educación las lenguas vernáculas. En el País Vasco se eliminó el euskera y la cultura vasca con prácticas represivas. A la par, las empresas crearon las Escuelas de Aprendices y Maestría Industrial.

Las materias oficiales eran con la reforma de 1945:

Materias instrumentales:

- Lectura; Expresión gráfica (escritura, redacción y dibujo) y  Cálculo

Materias formativas:

- Religión; - F.E.N. (Formación del Espíritu Nacional, que incluye Geografía e Historia); Lengua nacional;  Matemáticas y Educación física (Gimasia).

Materias complementarias:

-Ciencias Naturales; ciencias Artísticas (música, canto y dibujo) y Ciencias Utilitarias (trabajos manuales, taller y labores).

Fotografía y relación de asistentes al Homenaje a Don Saturnino de la Peña ---> VER

 [1] Autor: Moisés de Huerta (1881-1962). Don Nicolás Esparza había fallecido el año anterior.

[2] Autor: Juanjo Novella. La tituló “Puerta y Libro” (se puede ver en las fotografías de la cabecera). Consta de cinco elementos de distintas formas geométricas unidas con soldadura. El cuerpo central, rectangular, tiene un vano de donde cuelga una plancha de hierro en la que encuentra la efigie del homenajeado en relieve. La escultura, por extensión, pretende homenajear la figura del maestro en general. Según el propio escultor: “la pieza, una puerta y un libro en hibridación, alude al comportamiento simbólico y real de la puerta y del libro como unidad de acceso. Una, a un espacio físico y el otro al conocimiento”.

[3]La Gaceta de Madrid, también Gazeta de Madrid, fue una publicación periódica oficial editada  desde 1697 hasta 1936, cuando fue  sustituida  el B.O.E., ( Boletín Oficial del Estado)

ÍNDICE de Recuerdos de niñez y mocedad en Sestao-> ENTRAR 
Fuentes e información -> BIBLIOGRAFÍA
Si deseas añadir información o que se corrija algún dato, escribe a ->CONTACTO

 

Sobre Iñaki Fernández Arriaga

Socio fundador de A.LA.CÓ., la primera asociación de Laborales de Córdoba.

Socio fundador de Aulacor, la asociación nacida del acuerdo entre responsables de A.LA.CÓ. y Ulacor.

Administrador de la web oficial de Aulacor hasta que fue injustamente expulsado y sin derecho a defensa.

Administrdor de esta web de PARANINFO.

Miembro del Consejo de Redacción de la revista PARANINFO.

Coordinador del libro 'RECUERDOS DE LA UNI'

1 comentario

  1. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga

    Ya está aquí el esperado artículo sobre don Saturnino, el maestro que recibió el homenaje, en vida, de sus innumerables y agradcecidos alumnos.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.