Recuerdos de niñez... (Arbitrios e impuestos)

La Historia –con mayúscula- es la ciencia que estudia el pasado de la Humanidad desde el origen de la escritura. En mi opinión, a lo largo del tiempo se repiten una serie de patrones en los grupos sociales que interpretan esa Historia, formando una estructura piramidal. Desde la altura de su vértice la domina un jefe o líder que aglutina la tribu o pueblo; en la base del poliedro se encuentra el conjunto de la población que trabaja y produce. Entre ambos, cumbre y pedestal, el resto de estamentos necesarios: legisladores, soldados, administradores,… sin que falten los cuidadores del cuerpo y los del alma. Para mantener esa estructura político-social se necesita dinero; y éste llega hacia la cúspide mediante los impuestos o arbitrios[1].
 
Cuando Sestao se separa -en 1805- del ente de los Tres Concejos del Valle de Somorrostro y comienza su andadura como concejo independiente lo hace con las arcas vacías. En ese momento es una aldea de 200 habitantes. Hasta que en la década de 1880 comienza la industrialización de Sestao, casi la única fuente de ingresos[2] en sus arcas municipales procede de los arbitrios impuestos a la abacería[3]. A partir de la fecha indicada el crecimiento demográfico es imparable por lo que crece también el consumo de los productos citados (vino, aguardiente, aceite, carne, etc.), pero también aumentan al mismo ritmo las necesidades de la población, como vías de comunicación, transporte, alcantarillado, agua potable, lavaderos, seguridad ciudadana y sanitaria, escuelas, cementerio,… Los eslabones de la cadena son: impuestos, nuevas necesidades de la ciudadanía, más impuestos para remediarlas,…y así se repiten los eslabones de la cadena sin fin.
 
En los años objeto de esta serie de relatos, como no podía ser de otra forma, también había impuestos municipales, entre ellos los arbitrios a los productos de primera necesidad que se adquirían en las localidades colindantes, y se abonaban en los fielatos[4], casetas establecidas en lugares estratégicos de una población para controlar el tráfico de mercancías. El nombre más oficial era el de “estación sanitaria”, pues también servía para establecer un cierto control higiénico sobre los alimentos que pasaban la muga entre entes municipales. Los funcionarios que se encargaban de esas tareas estaban encuadrados en el “Cuerpo de Arbitrios” con funciones específicas.
 
¿Dónde se ubicaban los fielatos en Sestao? Respondiendo a la pregunta con que iniciábamos el párrafo precedente creemos que los fielatos estaban en:o   

o   Nada más atravesar el puente que separa Barakaldo y Sestao, en la antigua carretera, hoy Kaiku Etorbidea, el fielato aprovechaba el local de la antigua Alhóndiga. Ver fotografía nº 2.

o Otro en la misma carretera, pero en el otro extremo de Sestao, en esta ocasión en la linde con la villa de Portugalete. Inicialmente lo instalaron nada más atravesar la calle Azeta, adosado a la casa de Domingo Castaños, en el término municipal de Portugalete. Coincidía con la parada del tranvía. Ver fotografías nº 4 y 5 de cabecera. Posteriormente se construyó una nueva caseta justo enfrente, en el sentido contrario de la carretera, junto a la puerta -casi siempre cerrada- de bajada a la dársena de Galdames(5). 

o   En el relato sobre las “fiestas navideñas”se citaba el ubicado en la alameda Las Llanas, entre la entrada a la zona de Preferencia del campo de fútbol del River, el garaje municipal y las “Peñas[6]. cuando volvíamos del mercado de Portugalete con los capones vivos, la coliflor y otros productos, esta caseta era el último escollo antes de llegar a casa. Suponiendo que no nos hubiese pillado el cobrador de Azeta en la parada de tranvía. Ver fotografía 6.

o   Existe una caseta a la salida de la estación de La Iberia, antes de comenzar a subir la cuesta del mismo nombre. Tenemos dudas de que fuese la del fielato o, por el contrario, que la utilizase A.H.V. Seguramente algún amble lector nos sacará de dudas. Ver fotografías nº 7 y 8 de cabecera.
 
o   Por datos extraídos de la Monografía sobre Sestao[7] sabemos que existieron otros lugares para cobrar arbitrios, principalmente sobre el consumo de vino clarete de La Rioja. Por ejemplo en la casa-venta y barco pasaje de San Nicolás a Erandio.
 
El ayuntamiento llegó a un acuerdo con la Compañía del Tranvía Eléctrico de Bilbao para que los funcionarios del Cuerpo de Arbitrios (ver nota en fotografía nº 9) pudieran hacer uso de los tranvías, únicamente con el fin de poder cobrar a las vecinas de Sestao que introducían mercancías adquiridas en los mercados de Portugalete y Baracaldo.
 
Recordando algunas escenas de mujeres corriendo con las bolsas para evadir al cobrador, me parece que es redundante el estereotipo de tratar de evadir al fisco, independientemente de la época de la Historia en que nos fijemos. Hoy en día no faltan el IVA, IBI, IC, IRPF, IP, ISD, IRN,... con un denominador común, la "I" de Impuesti.
NOTAS– De momento hemos publicado 24 relatos, los cuales han sido visitados en total, por más de 13.000 lectores. Este dato y el aumento de colaboradores, da ánimo para seguir con los recuerdos de niñez y mocedad en Sestao (1946-1960)-
Las fotografás en ByN de la cabecera del tipo callejero, están obtenidas de la web "Sestao en el Recuerdo" que gestiona Luis Casas.
 
[1] Según la RAE (Real Academia de la Lengua Española) los arbitrios son tributos con que se recaudan fondos para gastos públicos, por lo general municipales.
[2] Entre las páginas 208 a 214 de “Monografía de Sestao” de Cipriano Ramos Larriba, estudio muy preciso y detallado sobre los abastos y arbitrios municipales desde 1855 a 1904.
[3] Abacería.- Según la R.O. de 26-XII-1818, "los puestos públicos o abacerías se compondrán solamente de los cinco artículos, a saber: vino, vinagre, aguardiente, aceite y carne". En Sestao también se consideraban como productos de abacería la grasa, el bacalao y las velas de sebo.
[4] Oficina a la entrada de las poblaciones en la cual se pagaban los derechos de consumo.
(5) Información facilitada por Julio Flaño.
[6] Grupo de peñascos calizos con incrustaciones de pirita. Hasta que supimos qué era este mineral, los chavales que jugábamos entre esas peñas estuvimos contentos, pensando que habíamos descubierto pepitas de oro.
[7] “Monografías de pueblos de Bizkaia: SESTAO” de Cipriano Ramos Larriba. Ver Bibliografía.
Índice de relatos -> VER
Si deseas añadir información o que se corrija algún dato, escribe a ->CONTACTO

Sobre Iñaki Fernández Arriaga

Socio fundador de A.LA.CÓ., la primera asociación de Laborales de Córdoba.

Socio fundador de Aulacor, la asociación nacida del acuerdo entre responsables de A.LA.CÓ. y Ulacor.

Administrador de la web oficial de Aulacor hasta que fue injustamente expulsado y sin derecho a defensa.

Administrdor de esta web de PARANINFO.

Miembro del Consejo de Redacción de la revista PARANINFO.

Coordinador del libro 'RECUERDOS DE LA UNI'

3 comentarios

  1. Foto de sestao bizkaia

    Las fotos que has recuadrado, la 2ª y 3ª, corresponden a la caseta del Guarda-agujas y el control de las barreras del tren que cruzaba la carretera. En otra ocasión señalé que el fielato se encontraba (1956 hasta su final) en la antigua Alhóndiga y cuya foto vuelvo a adjuntar.

    (José Luis Lobato Calvo)

  2. Foto de sestao bizkaia

    Julio Flaño nos indica otra ubicación para el fielato de Azeta, por lo que se modifica el texto del artículo quedando así... 'Otro en la misma carretera, pero en el otro extremo de Sestao, en esta ocasión en la linde con la villa de Portugalete. Inicialmente lo instalaron nada más atravesar la calle Azeta, adosado a la casa de Domingo Castaños, en el término municipal de Portugalete. Coincidía con la parada del tranvía. Ver fotografías nº 4 y 5 de cabecera. Posteriormente se construyó una nueva caseta junto enfrente, en el sentido contrario de la carretera, junto a la puerta -casi siempre cerrada- de bajada a la dársena de Galdames(5). '

  3. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga
    Aquí está el artículo sobre los fielatos en Sestao y su cometido. No aparece el nombre de ningún personaje, niñas, niños o adultos, pero seguro que nos suena a todos lo que en el mismo se relata

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.