Recuerdos de niñez... (CINE EN SESTAO)

La última película que vi en el cine La Iberia fue en la tarde del 24 de septiembre de 1969; creo que era una del oeste. Lo recuerdo bien pues al día siguiente tenía que estar en el cuartel de Garellano en Bilbao, para poner rumbo a Tenerife y perder más de una año haciendo el servicio militar, la “mili”. Unos años más tarde cerró la sala y el edificio, casi en ruinas, fue reducido a escombros en 1991.

En los años de estos relatos (1946-1960) conocí cuatro salas de cine en el pueblo: La Iberia, Amezaga, Patronato y “Los Hermanos”. Pero anteriormente hubo otros.

El 30 de julio de 1905, una lonja utilizada para guardar coches se transformó en la sala de cine y variedades “El Garaje”. Diez años después se inauguró el “Salón Novedades[1]. Ese mismo año se abrieron el “Salón Principal” en Barakaldo y el “Salón Ideal” en Portugalete. El cinematógrafo consistía en proyecciones mudas acompañadas con variedades musicales; todo ello actuaba como alternativa del baile en la plaza y del incipiente balompié. Con el cine se trataba de atender a la gran masa[2] de inmigrantes que venían a la margen izquierda atraídos por el trabajo de la minería y la siderurgia, ambas industrias movidas por el hierro vizcaíno de los montes de Triano.

En 1922 el número de habitantes de Sestao era ya de 16.100 y los barrios de Simondrogas, Rivas y Txabarri se habían quedado pequeños, sin espacio, por lo que la construcción de nuevas casas fue ascendiendo hacia el Kasko. A la par, también crecieron las necesidades de espacios para el ocio. Por este motivo, en ese año el Ayuntamiento encarga al arquitecto bermeano Teodoro Anasagasti Algán[3] el proyecto para un nuevo cine con capacidad para cerca del millar de espectadores. Aunque no hay seguridad, parece que la ubicación para este edificio[4] estaba reservada al final de la calle Baños. El proyecto no se llevó a cabo, pero en 1929 José Mª  Solano Aguirre compra unos terrenos en una de las calles de moda en Sestao, la cuesta de La Iberia y encarga a Santos Zunzunegui[5] el proyecto para edificar una sala de cine en la que ya es una populosa población que llega a los 18.000 habitantes. Con algunas variantes, se aprovechan los planos técnicos del proyecto de Anasagasti.

El emplazamiento elegido para el nuevo cine estaba muy bien pensado, ya que se eligió el centro entre las zonas de esparcimiento (plaza del Kasko, San Pedro y campa de la iglesia), la comercial y la de trabajo. Las dimensiones en planta diseñadas eran de 34,5 x 20 metros y podía albergar a 900 espectadores, entre el patio de butacas y el anfiteatro. El fuerte desnivel de La Iberia ayudaba a que las localidades tuviesen una visión excelente del escenario y de la pantalla. El espectáculo comenzó en 1929. Casi medio siglo después, en unas navidades, la sala se cerró al público, el edificio se fue degradando y en 1991 fue derribado. La explotación del negocio cinematográfico y de variedades había corrido a cargo de la distribuidora “Cadena Trueba”.

Mari Carmen Lestón recuerda que asistió con su abuela Piedad-una de las parteras de Sestao- a alguna de las zarzuelas que allí se programaron como la famosa “La tabernera del puerto”.

  Sobre todo desde que comencé el bachiller en el Patronato, el cine de este colegio fue el que más frecuenté. ¡Cuántos indios y vaqueros habré visto “morir” en esa pantalla! Y sin una gota de sangre; y mucho menos de color rojo pues casi todas las películas eran en blanco-y-negro. Si la memoria no me falla, el costo de la entrada me suponía la tercera parte de la asignación semanal –siempre me ha parecido inadecuado el término “paga de los domingos”- que era de 3 pesetas. Otra parte era para “pipas” –las de Facundo[6]- y otras chucherías y si podía ahorraba algo para comprar algún libro[7] en la feria de Bilbao, aunque tuviese que esperar a agosto. No sabría explicar el motivo pero recuerdo dos películas de esa época en el Patronato: “El temible burlón” y “La isla del tesoro”.

Al construir el edificio del cine Amézaga, ya estaba previsto que encima estarían las aulas del colegio de La Anunciación. Según una de las alumnas, por las tardes pedían permiso para ir al WC y de paso se quedaban mirando, desde la puerta del vestíbulo, las imágenes en la pantalla. Fue una iniciativa de los sacerdotes don Anastasio Olabarria y don Francisco Javier Astorqui en 1954. Este cine fue el distintivo en Bizkaia de la cadena FIDES[8] (tramitada por la iglesia) que también gestionaba el Salón del Patronato (con sesiones sábados y domingos). El Amézaga tenía un amplio patio de butacas con una suave pendiente y pantalla de Cinemascope[9]. La programación era variada pero estaban excluidas las películas con calificación superior a 3. Según mi hermano Santi, en dos ocasiones fuimos al Amézaga con nuestra amatxu; una para ver a Joselito en “El pequeño ruiseñor”, en la que cantaba “La campanera” y la otra a Pablito Calvo en  “Marcelino, pan y vino”, Antes de llegar al siglo XXI ambos cines desaparecieron, el Amezaga unas navidades permaneciendo cerrado y deteriorándose cada vez más hasta que un incendio acabó por destruirlo. El Patronato, junto al resto del colegio, frontón e iglesia, junto las excavadoras lo redujeron a escombros.

El cuarto cine de esa época, el único cuyo edificio aún se mantiene en pie es el del colegio de Los Hermanos de la Salle, conocido como cine de “Altos Hornos”, por ser AHV la emprersa patrocinadora del colegio, la iglesia y el salón de actos ubicado debajo del templo. Todo ello entre 1952 y 1954. Según Txema Martín en este salón se celebró el primer fgvestival de Música Vasca, en unos años difíciles para su expansión por lass trabas políticas. Entre otros artistas actuaron Estitxu, Urretxindorrak, los hermanos Argoitia,...

Mención aparte eran las sesiones de cine "al aire libre"que se podían ver de pie o con la banqueta o silla que llevabas desde tu casa al parque o a la Gran Vía, lugares donde por la noches se proyectaban las películas. También en La campa del Carmen, uno de los lugares predilectos de Mari Carmen Lestón. 

Durante los últimos años las salas de cine han tratado de adaptarse a los nuevos usos y gustos de los cinéfilos, pero la TV, las tele-series  otras modas, casi han acabado con la industria cinematográfica, tal cómo se concebía a mitad del siglo pasado, cuando transcurren estos relatos.    

Como en anteriores artículos, algunas de las fotografías han sido recogidas de la web "Sestao en el recuerdo" de Luis casas.

Hasta el próximo.  


[1] Artículo de Txomin Artola González en Euskonews.

[2] Para hacernos una idea del crecimiento humano, Sestao pasó de 4.800 habitantes en 1890 a 11.820 en 1910; en 20 años multiplicó por 2,5 el número de vecinos. 

[3] Para esa fecha había construido en Madrid el Real Cinema y el Monumental Cinema.

[4] Leer “El desaparecido cine La Iberia, de Sestao”, obra de Julia Gómez Gómez, Licenciada en Historia del Arte.

[5] Arquitecto municipal desde 1913 a 1945 en que fallece. Autor, entre decenas de proyectos de las barriadas de La Aurora, La Unión, La Protectora, La Humanitaria, el cuartel de la Guardia Civil (1914), la Escuela Municipal de Música (1912), etc.

[6] Con el eslogan “Y dijo el toro al morir: siento dejar este mundo, sin comer pipas Facundo

[7] Aún conservo “Los últimos días de Pompeya” y “El último hijo del Sol”, este último de Liberta Bassas.

[8]Federación de Salas cinematográficas por un Cine Mejor, promovida por la Comisión Episcopal de Cine, Radio y Televisión.

[9] Procedimiento cinematográfico que consiste en utilizar en el rodaje una lente especial que comprime la imagen lateralmente ampliando el campo visual, mientras que al proyectarla le devuelve sus proporciones normales.

ÍNDICE de Recuerdos de niñez y mocedad en Sestao-> ENTRAR

Fuentes e información -> BIBLIOGRAFÍA

Si deseas añadir información o que se corrija algún dato, escribe a ->CONTACTO

Sobre Iñaki Fernández Arriaga

Socio fundador de A.LA.CÓ., la primera asociación de Laborales de Córdoba.

Socio fundador de Aulacor, la asociación nacida del acuerdo entre responsables de A.LA.CÓ. y Ulacor.

Administrador de la web oficial de Aulacor hasta que fue injustamente expulsado y sin derecho a defensa.

Administrdor de esta web de PARANINFO.

Miembro del Consejo de Redacción de la revista PARANINFO.

Coordinador del libro 'RECUERDOS DE LA UNI'

2 comentarios

  1. Foto de Jose Fernandez moran
    Jose Fernandez moran
    Me ha gustado 'el recuerdo'....Sobre todo al haber vivido,disfrutado y usado en nuestros recuerdos los cines locales de Getxo...(el Cervantes,el Gran Cinema,el de las Arenas...que no me acuerdo ahora su nombre y que estaba en la calle Las Mercedes...!!)...Lo he difundido en chats,y en las redes sociales...!!...Eskerrik"asko...!!
  2. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga
    Como dice mi amigo abulense, Jesús Garrido, hoy toca una de cine. Unos toquecitos sobre los cuatro cines que conocí en Sestao: La Iberia, Patronato, Amézaga y Los Hermanos.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.