Recuerdos de niñez... (La Radio)

Como ya comenté en el capítulo correspondiente a “Mi hogar” los únicos aparatos que funcionaban con corriente eléctrica –y tensión de 125 voltios- en el mío, eran un pequeño infiernillo y la voluminosa radio, llena de válvulas y condensadores. Este receptor de ondas fue el instrumento que medió entre la radio a galena y el posterior transistor[1]. Aparte del artefacto, ubicado sobre el armario de base triangular, que ocupaba la esquina próxima al balcón, de sus efectos recuerdo cuatro anécdotas: las noticias de las dos, los resultados de los partidos de fútbol y sus quinielas y dos programas radiofónicos que no olvido. Comencemos por estos últimos.
 
Retrocedemos hasta el año 1953. Todos los días, de lunes a sábado, por las mañanas acudía a la escuela de Carlos VII, a la clase de Primaria con don Andrés. En cuanto finalizaba la clase salía raudo, con mi cartera, para llegar a tiempo de escuchar[2] un nuevo capítulo de mi serie favorita: “Diego Valor[3]. No estoy seguro de si su grado era de comandante, pero sí que le ayudaban el capitán Portolés y un tal Laffitte, además de la científica y piloto espacial, Beatriz Fontana. Por cierto, no recuerdo que Beatriz fuera marginada por su género. Los malos eran los marcianos con sus sillas voladoras, y al frente de ellos estaban el general Sandor y el malvado Mekong, con la cara de color verde, con grandes orejas puntiagudas. Unos años más tarde, estudiando Geografía, me enteré de que el Mekong[4] es un río del sur de Asia. Escuchaba el serial mientras comía el cocido o la purrusalda, o lo que hubiera. 
 
Hay una duda moral que me surge de vez en cuando al recordar una conversación entre Diego Valor y Portolés. La escena es la siguiente. Ambos están prisioneros del Mekong que trata de sonsacarles información militar. El primero es partidario de facilitarle datos ciertos y el capitán se escandaliza. Sin embargo, Diego Valor le hace una observación. Como Mekong es muy malo pensará que le queremos mentir y tomará la información al revés. Así lo hicieron y, claro está, le engañaron. Mi duda, que aún mantengo, ahí la dejo: ¿Qué es pecado, mentir o decir la verdad a sabiendas de que engañas?  
 
Algunas tardes, mi amatxu bajaba al piso de Elvira, la madre de los Urkiaga[5] y allí, en una gran mesa cortaban patrones y cosían telas para hacer vestidos y otras prendas. En un momento dado interrumpían la charla y en la radio se oía… “… con Guillermo Sautier Casaseca, Juana Ginzo, Doroteo Martí, Fernando Dicenta y Pedro Pablo Ayuso, presentan… “Ama Rosa[6]. El silencio de las oyentes sólo se interrumpía por algún sollozo entrecortado.
 
A veces también escuchaba otras dos series: “El Coyote” y “Dos hombres buenos”, ambos con guiones de José Mallorquí.
 
Casi al principio hemos citado una de las características de aquella radio; a las dos del mediodía, en punto, todas las cadenas existentes tenían obligación de conectarse a Radio Nacional de España para emitir conjuntamente el Diario Hablado, conocido popularmente como el "Parte". Al amable lector no es preciso que se le explique el estilo uniforme y dictatorial del Parte.
 
 La otra anécdota es la de los domingos por la tarde, dedicada al fútbol y las quinielas. Era emocionante esperar el resultado del Sestao Sport Club[7] cuando jugaba fuera de casa, ya que los que jugaba en Las Llanas los veía desde las gradas de preferencia y,  a veces, desde la ruidosa tribuna de madera, de la que era socio nuestro padre. Muchas veces también estábamos atentos al resto de resultados para ir tachando en el boleto de la quiniela los aciertos con los 1, X y 2.
 
También recuerdo escuchar, a escondidas de mis padres, Radio España Independiente, conocida como “Radio Pirenaica”, aunque no emitía desde esa cordillera montañosa. Claro que eso sucedía a finales de los 50´ cuando estaba finalizando el Bachiller en el Patronato.
Me recuerda Mari Carmen Lestón que también era famosa la serie “El criminal nunca gana” y efectivamente estuvo en antena, con programas de media hora, en la cadena SER desde 1954 a 1961.
 
[1] Se dio a conocer en las navidades de 1947, pero en España comenzó a comercializarse a principios de la década de los años 60´.
[2] Comenzaba la emisión con… “La Sociedad Española de Radiodifusión, presenta a…”. Se refería a la cadena SER. Cada capítulo duraba quince minutos, entre anuncios del Colacao, Avecrem, Okal, chocolate Zahor,...
[3] Estaba inspirada en la serie inglesa de Dan Dare, el “piloto del futuro”. La adaptación española corrió a cargo de Enrique Jarnés. A partir de 1954 se adaptó al comic, en 1956 al teatro y dos años más tarde a la TV, que había comenzado a emitir en un solo canal el 27 de octubre de 1956.
[4] Atraviesa seis países —China, Birmania, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam—antes de desembocar en el mar de China Meridional.
[5] El más pequeño de los cuatro hermanos, Santi, jugó en el Athletic y en la selección española. 
[6] “Ama Rosa” se estrenó en Radio Madrid en 1959. Veintidós años más tarde apareció otra radionovela titulada “Simplemente María”, pero en esa época la TVE ya estaba introducida en muchos hogares. 
[7] Estos relatos están enmarcados entre 1946 y 1960 y el Sestao Sport Club estuvo en 2ª división desde la temporada 1953-54 a la de 1960-61. Según me contaron, a poco de nacer me hicieron socio del Sestao, cuando aún no era el River.
ÍNDICE de Recuerdos de niñez y mocedad en Sestao-> ENTRAR

Fuentes e información -> BIBLIOGRAFÍA

Si deseas añadir información o que se corrija algún dato, escribe a ->CONTACTO

Sobre Iñaki Fernández Arriaga

Socio fundador de A.LA.CÓ., la primera asociación de Laborales de Córdoba.

Socio fundador de Aulacor, la asociación nacida del acuerdo entre responsables de A.LA.CÓ. y Ulacor.

Administrador de la web oficial de Aulacor hasta que fue injustamente expulsado y sin derecho a defensa.

Administrdor de esta web de PARANINFO.

Miembro del Consejo de Redacción de la revista PARANINFO.

Coordinador del libro 'RECUERDOS DE LA UNI'

1 comentario

  1. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga
    A falta de televisión, la radio fue un medio de comunicación muy eficaz. También sirvió al regimen para el adoctrinamiento colectivo e individual, pues las cadenas estaban muy ccontroladas por e lgobierno.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.