SOLEDAD NO DESEADA, LA ENFERMEDAD SILENCIOSA DE NUESTRA SOCIEDAD.

La soledad se acaba cuando una persona le da la mano a quien la sufre

 El ser humano para vivir e incluso, para sobrevivir, necesita estar en relación con los demás, es social por naturaleza, necesita vivir en contacto con otras personas, necesita convivir. Cuando esta posibilidad se rompe de forma involuntaria y la persona no puede gestionarla se genera un problema individual que, cuando se cronifica, se convierte en un contratiempo también para la sociedad.

Para que las consecuencias derivadas de la soledad no deseada se encaucen y entren en vías de solución es necesario que emerjan y se les de visibilidad y esto solo lo pueden hacer quienes no las sufren, porque los que las padecen entran en vulnerabilidad y carecen por si mismos de los medios para resolverlas.
En España alrededor de 4,5 millones de personas viven solas, pero muchas de ellas o han escogido esta forma de vida o el vivir solas no constituye para ellas un problema especial.
Se estima que hay alrededor de 1,5 millones de personas que sufren una soledad no deseada, la mayoría de ellas mujeres al tener una esperanza de vida más larga. El no disponer de datos fidedignos contribuye a que el problema sea invisible.
El INE en sus proyecciones demográficas y de hogares calcula que, en 2033, dentro de tan solo 14 años, habrá en España más de 6 millones de personas sufriendo soledad.
Para las personas que no han escogido la soledad esta constituye siempre una fuente de sufrimiento permanente, e incluso puede llegar a convertirse en una enfermedad o un grave problema de salud. Es muy frecuente, sobre todo, que surja una depresión profunda a partir de una situación de soledad que se prolonga.
La prensa nos da a conocer, de cuando en cuando, casos como el de hace unos días del hallazgo del cadáver de una anciana que murió 5 años atrás; casos de personas ancianas no necesariamente abandonadas que por circunstancias ajenas a su voluntad viven la soledad. La soledad entonces se convierte en noticia y muestra al público su cara más siniestra.
Los cambios socioeconómicos que se han producido en España en la ultima mitad del siglo XX pasando de una sociedad rural con flujos migratorios de personas que vivían en “su pueblo” con viviendas de una o dos alturas donde en muchos casos convivían tres generaciones a la ciudad dormitorio desarrollada en vertical, habitada por personas en forma estanca y sin conexión entre sí, ha contribuido a generar el problema. 
Entre quienes sufren la soledad no deseada se encuentran, especialmente las personas mayores, que han perdido su pareja, su familia, sus amistades, sus contactos laborales o sus redes sociales de apoyo. Hay también otros grupos expuestos a este tipo de soledad, como los constituidos por personas con alguna discapacidad, los cuidadores de las personas dependientes muy mayoritariamente mujeres, los emigrantes y los refugiados.
La soledad de tantas personas, sentida y basada en la ausencia de relaciones humanas, no se percibe como un problema social, político o económico y, por tanto, no se asume como un problema de Estado ni por las fuerzas políticas ni por los agentes sociales.
La soledad no deseada requiere un tratamiento político, social y cultural específico que no lidera nadie ni existe para la opinión pública. Países como el Reino Unido, a través de la Jo Cox Comission, están ya elaborando planes para poner en marcha políticas específicas dado que las consideran una prioridad social y un grave problema de salud pública. No se trata solo de atender a personas vulnerables, sino de construir un modelo de sociedad distinto.
Enfocar la mirada como país a las personas que sufren soledad, nos llevará sin duda a una sociedad más cohesionada y a que todas las personas se sienten vinculadas por lazos de convivencia y solidaridad.
Es necesario una vez detectado el problema que todos y cada uno de nosotros, aunque no seamos sujetos padecientes tomemos conciencia del problema para que la sociedad tenga constancia de su existencia y se cree un estado de opinión, antes de que la situación larvada eclosione en plenitud y tenga difícil respuesta después de que haya hecho estragos en las personas y en la economía.
La atención a las personas que viven en soledad no deseada es una obligación de la sociedad que a través del estado debe afrontar con urgencia. Para contribuir a la solución, como en tantas ocasiones, es necesario sumar las inquietudes individuales para conseguir el objetivo. Animo a ello. Yo aporto mi modesto granito de arena desde la ASOCIACIÓN CONTRA LA SOLEDAD.
¿Qué es el COHOUSING
Ayuntamiento de Bilbao -> MIRADA ACTIVA

 

 

Sobre Máximo Martínez Román

7 comentarios

  1. Foto de Máximo Martínez Román
    Máximo Martínez Román

    El día 22 estuve con nuestro compañero Luis Carramiñana en Zaragoza. Fui a la presentación de un informe especial del Justicia de Aragon (defensor del pueblo) que se hizo en las Cortes de Aragon (palacio de Aljaferia) por parte del presidente de las Cortes.

  2. Foto de Máximo Martínez Román
    Máximo Martínez Román

    Del 2 al 4 del próximo mes de septiembre, tendrá lugar en Santander, durante los Cursos de Verano, unas jornadas sobre'LA LUCHA CONTRA LA SOLEDAD NO DESEADA PERSONAS MAYORES'. Allí estaré.

    Más información en --> www.uimp.es/agenda-linkb.html?id_actividad=64L9&anyaca=2019-20

  3. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga
    El Ayuntamiento de Bilbao ya trabaja en un programa sobre este tema -->VER
  4. Foto de Mariano Martín Sanchez-Escalonilla
    Mariano Martín Sanchez-Escalonilla
    Un buen artículo que sensibiliza a todo aquel que lo lea. Pero vivimos en un mundo de extremo desarrollo tecnológico pero de ancestral conciencia social. Tal vez necesitamos erradicar para siempre las creencias y tomar conciencia de que el animal humano no dispone de otra cosa, para su auxilio, que del socorro de la sociedad de animales igualmente humanos.
  5. Foto de Francisco Limonche Valverde
    Francisco Limonche Valverde
    La soledad no deseada se da en todas las etapas de la vida. Resulta especialmente dolorosa en las personas mayores. En ocasiones tiene que ver con acontecimientos no buscados ni deseados; en otras con el automaltrato acumulado que nos ocasionamos desde la ignorancia del Ser y la pérdida referente de que somos parte de la totalidad de la humanidad. En todo caso bienvenidas todas las aportaciones para hacer del mundo un mejor lugar. Hasta el último día hay que participar, amar y ser amado.
  6. Foto de Iñaki Fernández Arriaga
    Iñaki Fernández Arriaga

    AJANE es la asociación de Mayores de Algorta-Getxo que en 6 años de existencia ha alcanzado el nº 1221 de asociados. Entre sus muchas actividades, por el título del artículo destacaría tres: el baile de los domingos por la tarde, el cine de los viernes y los paseos sociales de los martes y jueves por la mañana. Entre los participantes en las tres ocupaciones citadas hay personas, sobre todo mujeres, que están dentro de ese grupo de “soledad no deseada”. Sólo por poder facilitarles ese medio de escape de su soledad, ya merecen la pena los esfuerzos y dedicación para gestionar los programas de AJANE.

  7. Foto de Máximo Martínez Román
    Máximo Martínez Román
    Hace unos meses comenté con Iñaki que estábamos creando una asociación para sacar a la luz pública uno de los grandes problemas actuales de nuestra sociedad, el de las personas que viven aisladas y solitarias, a pesar de estar rodeadas deotras personas en su entorno. Este es un artículo que trata sobre el tema.

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.