I Encuentro VIII Promoción Oficialía


Campo de Criptana, 17 de abril de  2013.
 
 
EL REENCUENTRO
 
 
“Era un niño que soñaba 
un caballo de cartón. 
Abrió los ojos el niño 
y el caballito SÍ vió”
 Permitidme esta licencia sobre la poesía de Antonio Machado, para reseñar que acabamos de realizar un sueño que hace unos cuantos años nos parecía imposible, volver a vernos. 
Si, porque han tenido que transcurrir casi cincuenta años para  que los viejos recuerdos de juventud se hiciesen realidad en nuestras personas. Así, cargados ya de recuerdos, años, hijos y nietos, volvemos y reencontrarnos y contestarnos la pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez, ¿qué habrá sido de fulano, de mengano o de zutano, habrá logrado aquellos sueños que perseguía, dónde vivirá ahora, habrá cambiado mucho y posiblemente no le reconocería aunque le viese, se acordará él también de los demás, mantendrá las antiguas amistades …?   Todo esto ha tenido una respuesta real y oportuna con nuestro encuentro, y además de la inmensa alegría y felicidad por vernos, nos ha permitido ampliar nuestra amistad con el grupo de nuestras compañeras  que, a decir verdad, se han integrado, como no se podía nadie imaginar,  en nuestras ilusiones y en nuestros proyectos futuros. Quizás parte de esta integración corresponda con su deseo de prolongar la emoción y felicidad que al juntarnos se nos escapaba por todas las partes de nuestro cuerpo. Sea por lo que fuere allí estuvieron ellas permitiéndonos disfrutar de la ocasión. ¡Bravo por las chicas!.
Estas jornadas solo les he encontrado un inconveniente y es el no poder estar con todos vosotros más tiempo, pues ahora que nos hemos separado echo en falta no haber hablado con algunos mucho más, tiempo habrá, espero.
Que la alegría y el disfrute de este encuentro nos mantenga viva la ilusión de volver a juntarnos mientras el deseo y la salud nos lo permita, que espero sean al menos otros cincuenta años.
Que esta realidad se convierta ahora en sueño hasta el próximo encuentro en Toledo – 2014.
A continuación os mando el acta de este primer encuentro de primavera. 
Vicente Aparicio Arias.

   ACTA DEL I CAPÍTULO DE LA ORDEN OCTAVA DE CABALLEROS UNIVERSITARIOS DE CÓRDOBA.
Sepan a cuantos esta carta vieren commo nos don Vinçent de Criptana, Maestre y Comendador Mayor  de La Mancha y sus territorios en la Orden Octava de Caballeros Universitarios de Córdoba, vimos y convivimos con otros comendadores y sus damas las jornadas del primer Congreso y Capítulo de la Orden Octava en la ciudad de Córdoba en este presente año de dos mil y trece.

Sepades que se inició el Congreso en los atardeceres del día doce de abril en las terrazas del palacio ducal de Hesperia de esta ciudad de Córdoba, situado en el extremo meridional, a extramuros de la ciudadela. Que la recepción de comendadores y maestres se inició con la entrega de acreditaciones y despachos a todos los componentes del congreso, para la identificación y conocimiento de los allegados.

Otrosy que los maestres designados para la celebración de este capítulo fueron don  Ioseba Marco, maestre y comendador de Amaya, Frei Mariano Garci, maestre y comendador de la Riberas del Tajo, don Josef Majerit, maestre y comendador de la Bética y el que escribe y subcribe Vinçent de Criptana maestre y comendador de La Mancha, a los que acompañaron con sus respectivas damas los comendadores  infra reseñados.
 

Sepades que acabadas las presentaciones se realizó un ágape de confraternización en las terrazas del palacio de Hesperia, donde se alojaron los expedicionarios y que  las vistas al río Wadi Alquivir y a la inmensa fortaleza de Córdoba imprimían en los comendadores el sello de la grandeza y oportunidad de este deseado congreso.
 

Otrosy que los recuerdos de las múltiples campañas celebradas juntos en el pasado, pronto comenzaron a venir a la mente de todos y los combates y pruebas  superadas antaño, volvieron a renacer, identificándose héroes y hazañas casi olvidadas; todo esto sucedía entre los caballeros que se mantenían conversando en pie, haciendo honor a su fortaleza y temple, mientras, las damas se conocían y entretenían sentadas  en los divanes de la terraza, pero todos comiendo y bebiendo hasta acabar el condumio.
 
Otrosy que los recuerdos trajeron al presente momentos gratamente compartidos en épocas pasadas, como los cánticos orfeónicos  a coro y capella, pronto se aunaron las voces y se entonaron viejas canciones de campaña que fueron muy aplaudidas por la concurrencia.
 
Se finalizó esta jornada con un paseo nocturno por las calles y plazas de la ciudadela hasta el extremo septentrional, el convento de los dominicos y plaza de los Faroles. Retornando a altas horas de la noche a los aposentos del palacio ducal.
 
Sepades que la jornada del sábado se inicio con un suculento almuerzo en los salones del patio de armas, para preparar el cuerpo y el espíritu en la larga jornada que esperaba. En primer lugar se desplazó la hueste al Campus Univertitatis donde se realizó, por parte de los visitadores, un pormenorizado paseo y recuento de lo que fue todo aquel Campus y las vicisitudes que ha tenido, hasta llegar a la situación actual, el cambió ha sido muy notable y en la mayoría de los comendadores se aprueba la reestructuración, aunque se echa de menos el ambiente universitario que antiguamente tenía, incluidos los sábados y domingos de guardar. La mañana terminó con una suculenta y deseada comida, en la propia Universidad, que se alargó demasiado según el programa establecido, pero que fue necesario ampliar por el contento y satisfacción de los presentes.
 
Sepades que pasada la hora del yantar se liberó a los visitadores de otras ocupaciones colectivas para que pudiesen ver la Mezquita, tercera en importancia mundial tras la de La Meca y La Mezquita Azul de Estambul y recorrer la ciudad para contemplar sus vestigios arqueológicos desde época romana, columnas de Claudio Marcelo, hasta los  baños árabes, zocos, plazas, mansiones musulmanas, judías y cristianas que delimitan por sus características los barrios típicos de la ciudad, así como la evolución de la misma. Fueron muy ponderados y admirados los patios cordobeses, con sus rejas, zócalos, naranjos, palmeras y fuentes interiores como marco perfecto de la inmensa  floración de se avecinaba y colgaba de sus paredes, que les ha dado fama mundial.
Sepades que el día tenía su término con un resumen de lo acontecido en el año precedente y una cena de gala en la que los concurrentes compartirían mesa, mantel y las delicias de la cocina califal.

 En los prolegómenos de la cena hablaron y agradecieron a la concurrencia los cuatro maestres de este presente año de dos mil y trece, se recordaron los tres compañeros que la parca se ha llevado, a los que siguen en destinos desconocidos y a los que no pudieron venir. Se recitaron poesías y canciones recopiladas por el Padre Gago, que fueron muy aplaudidas, intervinieron los poetas, Tino de Cantabria, Johanes de Quintana, Josef  Majerit   y frei Mariano Garci, para terminar el acto cultural se entonó el gaudeamus “Caminito de Santo Domingo” que queda como referencia musical de la Orden.
 
Otrosy se aprobó el compromiso de enviar cuanta documentación hayan sacado los comendadores, en el presente capítulo, a Ioseba Marco de amaya o a frei Mariano Garci, que se ha comprometido a remitirnos un resumen capitular de todo lo que le mandemos.
 
Sepades que por acuerdo de todos los partícipes se decidió celebrar un capítulo anual de la Orden, determinando que las sedes sucesivas del capítulo fuesen en diferentes ciudades, donde un maestre mayor designado al efecto en el último Capítulo,  ordenase a tres o cuatro maestres entre los comendadores para la organización del siguiente congreso. Para el próximo año se eligió como ciudad a Toletum que gano en la votación a otras candidatas como Campo de Criptana (La Mancha), Logroño y Benidorm y el maestre mayor elegido será frei Mariano Garci.
 
Otrosy que a continuación se pasó a la cena, donde caballeros y damas lujosamente ataviados dieron buena cuenta de los manjares dispuestos para la ocasión y terminar con el baile de gala donde todos disfrutaron, a su manera, de las diferentes canciones y baladas; los aguardientes y licores no faltaron durante todo el acto. Avanzada la noche se dio por concluido el Capítulo y se dispuso la despedida, hasta el próximo año, de los comendadores y damas no residentes en el palacio. Con ello se dio por terminado este Capítulo.
 
Sepades que al alborear la mañana siguiente, todos los caballeros y sus damas residentes en el palacio, se ajuntaron para desayunar en los salones del patio de armas, para despedirse interse y retornar en esa mañana a sus respectivas encomiendas.
Asy lo digo y escribo por mandado de los maestres, para que conste en el archivo de la Orden Octava de Caballeros Universitarios de Córdoba. Dada la presente carta en el Campo de Criptana a diecisiete días de abril año de dos mill y trece.
   
Firma y sella Vinçent de Criptana, maestre y comendador Mayor de La Mancha.

 

 

Confirman los comendadores presentes y sus pares:

Ioseba de Amaya et uxor Marina confirmat

Mariano de las Riberas del Tajo  et uxor Carmen confirmat

Josef de la Bética et uxor Nani confirmat

Florencio de la Sagra et uxor Cristina confirmat

Eugenio de Aldeaquemada et uxor Agap confirmat

Cisco de Chamartín et uxor Pilar confirmat

Carlos de Palencia et uxor Teressa confirmat

Antonio de Plasencia et uxor Concha confirmat

Iesu de Puevlo Nuevo et uxor Natividad confirmat

Iesu de La Rioja et uxor Iulia confirmat

Iulio de Sepúlveda et uxor Charo confirmat

Tino de Cantabria et uxor Blanca confirmat

Bartolomé de Algeciras et uxor Adoración confirmat

Iesu de Quintana et uxor Toñi confirmat

Xavier de Cuenca et uxor Pilar confirmat

Manu de Córdoba confirmat  

Angelo Gil et uxor Tomi confirmat

Xavier De Castalia et uxor Maria confirmat

Iulian del Campo et uxor Carmen confirmat

Paulo de Toledo et uxor Matilde confirmat

Pero de Girona et uxor Ana confirmat

Rafael de los Rios et uxor confirmat

Ramón Vargas de Córdoba et uxor confirmat
 



















Crónica y fotos de José María Marco Agóiz

Abril de 2013

                 Como bien diria nuestro querido Padre Santiago Perez Gago o.p.   ¡¡¡  ¡NAUD¡TO  !!! ,  veinticuatro chavales con sus parejas , que en el  año 1963 , aun llevaban pantalón corto , llegaban en tren a la ULC , ( desde sus casas que en esos momentos ya quedaban muy lejos , saltando con sus maletas del vagón del tren a las vias , en aquellos entonces aun no existían apeaderos ) , para intentar formarse como hombres para el futuro .

                 El grupo de 47 personas se veían después de 46 años , a ellos se unió Rafael Martínez y su exposa y ex laboral y educador de la UL y también estuvo Francisco Vinuesa .

                  Paseando por aquellos lugares , los recuerdos fluían sin parar por sus mentes, rememoraban aquellos años en los que tuvieron sufrimientos, alegrías e ilusiones

     
                 La llegada al hotel se produjo en pequeños grupitos de cuatro seis personas , cada cual  venía como habían elegido , pero para la hora concertada en la puerta del hotel se veían grupos más numerosos

                 A la hora convenida, las 21 horas, se subió a la terraza del hotel donde tendría la copa de bienvenida , con una excelente puesta de sol como fondo se comenzó a picotear con un fino de la tierra, continuábamos terminando de presentarnos con nuestras respectivas parejas y entre pintxo y pintxo , fino y fino , empezaron las risas , los cánticos sobre todo el Caminito de Santo Domingo , alguna que otra lagrimita por el momento asomo  de emoción que vivimos, luego un paseo nocturno por la famosa judería , plaza de la Corredera , plaza de Colon y el Cristo de los faroles , desde allí hacia el hotel para descansar .

               El nuevo día comenzó con un excelente desayuno , antes de coger el autobús y realizar la visita a la UL donde fue el momento cumbre de las emociones, foto en el paraninfo, visita a la antigua Iglesia, recorrido por Gran Capitán , siempre se llamara así para nosotros, subimos incluso a lo que fue el hall de habitaciones , para luego salir por los pasillos que en sus tiempos recorrimos para ir a los antiguos comedores que ahora ocupa una colosal biblioteca , luego visitamos los antiguos talleres, donde corrimos como locos para alcanzar el torno que allí esta de exposición , me parece que nada pudo ser tan fotografiado . un paseo por la zona donde realizábamos deporte , pistas de atletismo y campos de futbol , para terminar comiendo en las cafeterías Domintor , de alli al terminar regreso a Córdoba donde cada cual eligió la opción que le interesaba , visita a la mezquita o paseo por el barrio de judería , patios y plaza  de la Corredera , para después ir al hotel a cambiarse para la cena.

               A la hora convenida , en los aledaños del hotel se veían grupos de hermosas  mujeres , pues  estaban todas bellas de verdad , acompañados de su parejas correctamente vestidos de traje o chaqueta , con corbata o pajarita , hasta que el encargado al efecto comunico que debíamos ir para el salón de la cena , donde nos recibieron con una copita de bienvenida y entre charla y charla nos fuimos sentando en las mesas que estaban habilitadas para media docena de parejas cada una .

                 Antes de pasar al ba

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.